Ondamédica

La telemedicina ha llegado para quedarse

La crisis de coronavirus ha cambiado el foco sobre la atención a los pacientes. En lugar de acudir a las consultas, el nuevo contexto ha propiciado la telemedicina, una línea de atención que llevaba tiempo ganando fuerza. El 82% de los españoles está a favor de las cita online, como alternativa a visitar los centros de salud, frente al 70% del promedio europeo, según un estudio de la multinacional farmacéutica STADA.

La telemedicina es una herramienta cada vez más útil y necesaria, aseguran los médicos. Pero al mismo tiempo, insisten, hacen falta medios para que la brecha digital no llegue también a los pacientes. Informaba Vozpopuli que desde las vocalías de Atención Primaria Rural y Urbana del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (GGCOM) mencionaban que las nuevas tecnologías, junto con la atención telefónica, el teletrabajo y la visita domiciliaria han sido claves para hacer frente a la pandemia, evitando contactos innecesarios y el peligro de infección para los pacientes y los profesionales.

“Es necesario que todo el territorio nacional tenga acceso a internet mejorando la e-consulta. La telemedicina ha mostrado que la desburocratización en la consulta es posible. Además, la telemedicina puede ser un instrumento válido para la conciliación de la vida familiar (en relación con la realidad de la feminización de la Medicina). Igualmente puede ser útil en el caso del médico enfermo y/o debilitado en su capacidad física”. (Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos)

Según el estudio de STADA a más de 24.000 encuestados, los españoles son los europeos más favorables a la telemedicina: el 82% está a favor de ser atendido con consultas médicas online, frente al promedio de un 70% de la Unión Europea. El número de españoles a favor de recibir videollamadas de los profesionales sanitarios, como alternativa a la clásica visita a los centros sanitarios, se incrementó en un 21%  respecto al informe de 2019, indican desde la multinacional.

Además, España supera a la media europea (84% frente a la media de 75%) en el apoyo a las aplicaciones móviles prescritas por los sanitarios para poder seguir los tratamientos de las enfermedades de los pacientes. Finalmente, un 42% de los encuestados afirma que el uso de las apps ahorraría tiempo a los doctores y les permitirían actuar más rápido ante cualquier modificación en su estado de salud.

Deja un comentario