Ondamédica

Exploración a distancia: ventajas de la Telemedicina

“La tecnología por sí sola no basta. También tenemos que poner el corazón”.

Jane Goodall.

Primatóloga, etóloga, antropóloga y mensajera de la Paz de la ONU.

 

La Telemedicina conjuga tecnología con el componente humano y la formación médica conectada tras el aparato. Proporciona mejores diagnósticos, tratamientos personalizados y una mejor comunicación con los pacientes poniendo la tecnología al servicio del ser humano. Para ello emplea avances en Inteligencia Artificial y/o wearables punteros, amén uso del Big Data, por ejemplo.

Si no conoces las ventajas de la Telemedicina, vamos a contártelas.

Esta rama abarca los servicios remotos relacionados con la salud y permite hacer más accesible la atención médica de vanguardia. Sorteando distancias, barreras geográficas o los problemas de movilidad. Esta clase de servicios pueden constituir un complemento a la vía presencial para miles de pacientes. Incluso en la principal forma de comunicación con profesionales sanitarios.

La Telemedicina está actualmente preparada para implicar un impacto enorme y positivo en los sistemas de salud.

De hecho, la Asociación Médica Estadounidense afirma que casi tres cuartas partes de las visitas al médico, atención de urgencia y sala de emergencias podrían manejarse de manera segura y efectiva por teléfono o videoconferencia. En la actualidad, más de siete millones de personas en todo el mundo usan los servicios de telesalud. Las nuevas generaciones, millennials y centennials, demandan consultas remotas y de carácter digital.

¿Cómo puede repercutir de forma positiva la Telemedicina a la Sanidad?

En nuestro blog de Telemedicina te lo iremos explicando. Además contaremos con la opinión y el análisis de los mejores especialistas en cada una de sus ramas. Muchos de ellos integrados, de por si, en el equipo humano de nuestro hospital virtual.

Como anticipo le adelantamos que hemos aunado en nuestros dispositivos Tytohome y TytoPro innovación, precisión y la mejor tecnología para telediagnóstico.

Con nuestros aparatos y con nuestro personal podremos diagnosticar a distancia: enfermedades respiratorias y cardíacas; Lesiones o picaduras en la piel; Inflamación de oídos o constantes vitales como la temperatura. Estos wearables permiten incluso monitorizar enfermedades crónicas o realizar el seguimiento de un paciente tras un tratamiento o cirugía importante.